En los últimos años ha habido un aumento sustancial de personas que deciden acudir a un psicólogo para trabajar sus problemas de pareja.

¿Cuál es el motivo?

La terapia de pareja ha demostrado una gran eficacia a lo largo de este tiempo y cada vez se tiene más confianza en el desempeño profesional de los psicólogos en este ámbito. Alrededor del 70% de las personas que acuden a terapia por problemas de pareja consiguen solucionar sus conflictos y conseguir o retomar la relación satisfactoria que desean.

¿En qué consiste la terapia de pareja?

La terapia de pareja puede realizarse de manera individual o con ambos miembros presentes.

A través de un análisis individualizado del caso, trabajaremos juntos para detectar el origen de los conflictos y modificar las actitudes o comportamientos que están deteriorando la relación. En un entorno seguro, discreto y confidencial, se tomarán las medidas necesarias para afianzar, mejorar y consolidar la relación, o si es el caso, finalizarla de la mejor manera posible.

Problemas frecuentes

Los factores más influyentes a la hora de pedir apoyo para mejorar la relación son los siguientes:

  • Falta de comunicación
  • Celos justificados/injustificados
  • Insatisfacción
  • Frecuentes discusiones
  • Falta de deseo
  • Monotonía en la relación
  • Infidelidades
  • Conflictos por problemas externos: dinero, hijos, familia etc.
  • Dudas en torno a la relación
  • Agresividad y/o falta de control de uno de los miembros

No es conveniente dar la espalda a los problemas esperando que por sí solos se solucionen. Si tu relación de pareja se está deteriorando quizá sea el momento de pedir asesoramiento profesional.