Atribución de Causalidad

Atribución de causalidad externa, o cómo desprendernos del peso de la responsabilidad de nuestras acciones con frases prefabricadas y de fácil acceso.
Seguramente alguna vez te has escuchado decir que no tienes trabajo porque “la cosa está muy mal”, o que tus relaciones son caóticas porque “qué mal está el mercado”
Nuestro funcionamiento cerebral se asemeja en ocasiones a Mr.Scrooge, el protagonista del famoso cuento de Charles Dickens “Cuento de Navidad”. Trabaja dosificando la cantidad de energía que invierte en cada pensamiento y economizando su funcionamiento al máximo.
Nuestro cerebro está “ahorrando” (y de paso autoprotegiendo nuestro ego) cada vez que afirmamos que “la vida es un asco” en lugar de pensar que nuestras decisiones son incorrectas, lo cual requiere un repaso de las mismas, una reflexión crítica y una planificación que pueda ser más acertada de nuestra vida.
Destruyamos al personaje de Dickens en que hemos convertido a nuestro cerebro, hagamos que derroche sinápsis y se inunde de mielina, forcémonos a pensar aunque nos de pereza y la tentación del “es culpa de la vida” sea grande.
Tu implicación en tu propia vida es inmensa y el momento de empezar a encargarte de ella es ahora.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *